Amoladora Angular – Cracterísticas, Uso Seguro y correcto

Una amoladora angular puede ser una de las herramientas más útiles y versátiles de tu caja de herramientas si sabes cómo sacarle el máximo provecho. Ya sea que estés amolando, cortando, eliminando el exceso de materiales, afilando, lijando o puliendo, tu amoladora angular está equipada para abordar innumerables tareas de bricolaje y mantenimiento del hogar.

Amoladora angular

Conociendo la amoladora angular eléctrica

La estructura flexible no es muy complicada. La caja es la parte principal de la amoladora, el motor eléctrico se encuentra en ella. El motor flexible está asociado con un eje giratorio a través de un engranaje cónico. En este husillo se instalan boquillas de trabajo.

Debes prestar atención a las siguientes características de flexión cuando vayas a hacer una elección:

Poder de flexión.

La productividad de la herramienta depende de su potencia eléctrica.

La potencia de estos modernos esmeriles angulares va de 0,5 kW a 2,7 kW. Si necesitas ocasionalmente serrar o pulir algo, puedes elegir 0,8-1,0 kW de potencia de flexión. Si quieres cortar hormigón, echa un vistazo a los modelos con 1,5-1,7 kW de potencia.

Diámetro máximo del disco (tamaño)

El grosor del material que puede ser cortado usando máquinas de flexión depende del diámetro del disco de corte. El disco flexible puede tener un diámetro de 115 a 230 mm. El diámetro máximo depende de la potencia de la herramienta. Los modelos más potentes pueden manejar discos de corte más grandes.

También hay que señalar que los modelos con discos de 115 a 125 mm, preferentemente equipados con un mango y utilizados para fines domésticos. Los modelos profesionales con discos de 180-230 mm tienen en su mayoría dos mangos. Sin embargo, en los modelos más sencillos se puede utilizar un mango adicional desmontable.

Los modelos más populares son los molinos de mano con discos de 125 mm, que son adecuados para la mayoría de las necesidades del hogar.

Velocidad de rotación

Amoladora angular

La velocidad de rotación indica cuántas revoluciones por minuto hace el eje flexible y la boquilla, que está instalada en él.

La velocidad de rotación puede ser de 2800 a 11000 revoluciones por minuto (rpm). Los discos más pequeños giran a alta velocidad, los discos grandes giran a una velocidad más lenta.

El disco de molienda con un diámetro de 115 mm se utiliza principalmente en la velocidad de 11.000 rpm, los discos de molienda de 200-230 mm de diámetro se utilizan a velocidades de hasta 6600 rpm.

El exceso de la velocidad permitida puede provocar la destrucción del disco, causar la rotura de la herramienta e incluso lesiones al operario.

La posibilidad de regular el número de revoluciones del husillo, en función del tamaño del disco, está prevista en muchas flexiones. Regulación realizada por un regulador especial, a través del cual se puede aumentar o disminuir la velocidad.

Arranque suave

El flex es una herramienta eléctrica bastante potente (con una potencia de 2,0-2,5 kW puede ser comparable incluso con la plancha o la lavadora), por lo que su conmutación puede tener grandes picos de carga en la red eléctrica.

El sistema de arranque suave ayuda a evitar estos picos de carga. Además, el descenso suave permite evitar las sacudidas mecánicas cuando se enciende el flex, y esto es muy importante. En este caso, el desgaste físico de los detalles y la posibilidad de dañar el material se reducen significativamente. El riesgo de lesiones también se reduce.

Ergonomía

Dado que el flex es una herramienta de mano, su comodidad y peso no es el último factor en la selección. Se debe prestar especial atención a la conveniencia de los mangos, porque con ellos se manejará el proceso de corte o afilado.

Además, el mango absorberá la mayor parte de la vibración, por lo que muchos fabricantes intentan fabricarlo con un revestimiento antivibratorio.

El peso de la flexión depende de su potencia. 0,7-0,8 kW de potencia flex pesará alrededor de 1,5-2,0 kg, 1,0-1,4 kW – alrededor de 2,2-3 kg, más de 1,5 kW – 3,5 kg y más.

Por ejemplo, el flex Bosch Professional GWS 22-230 con 2,2 kW de potencia pesa 5,4 kg.

Seguridad laboral de la amoladora angular

Amoladora angular

El trabajo con la amoladora angular requiere una gran atención y la aplicación de las medidas de seguridad necesarias.

La rectificadora angular debe estar equipada con una carcasa protectora especial, a través de la cual el operador está protegido del polvo, las chispas y el contacto con diversas partículas pequeñas. Esta carcasa es el principal elemento de protección.

Se recomienda utilizar gafas y guantes de seguridad cuando se trabaja con lino, así como con una sierra de cadena. Si no quieres oír el sonido de la flexión, debes llevar unos auriculares especiales.

Supongo que ahora sabrás mejor cuál es la mejor amoladora angular.

¿Qué mas puedes hacer con una amoladora angular?

Una amoladora angular está destinada a trabajar con diversos materiales para lograr una serie de acabados y efectos. Al elegir el disco de corte adecuado, puedes realizar una variedad aún mayor de tareas domésticas de bricolaje, como pulir, lijar, redondear y dar forma.

Las muelas y los discos de amolado angular pueden ser fabricados a partir de una serie de materiales, sin embargo, en general, un disco de diamante permitirá el mayor grado de precisión y pulido. Las ruedas están disponibles en una gama de niveles de abrasión (o grano). Utiliza un accesorio con una mayor abrasión para superficies de pulido más ásperas.

Tipo de ruedaRecomendado para
Óxido de aluminioProyecto de carpintería
Almohadilla de pulidoPulido o brillo
CortarCortar pernos, varillas y barras de metal
DiamanteCorte de hormigón, piedra y azulejos
FibraEliminar el óxido y las rebabas de metal
MoliendaRestaurar bordes y afilar herramientas
Lijado (disponible con varias abrasiones)Lijado, afilado, preparación de superficies
Tuck apuntadoRetirar el mortero
Alambre o cepilloLimpieza de metales: quitar pintura y óxido

Cómo usar tu amoladora angular

Hemos reunido un algunas guías diferentes para ayudarte a sacar el máximo provecho de tu amoladora angular. Con estas sencillas guías paso a paso, pronto podrás cortar, limpiar y pulir con tu herramienta.

Cómo cortar azulejos, piedra y hormigón con una amoladora angular

Los cortadores de azulejos son excelentes para cortar directamente a través de la cara de un azulejo de cerámica o piedra, sin embargo, encontrarás difícil, si no imposible hacer cortes precisos para encajar una pieza de trabajo alrededor de los obstáculos como las tomas de corriente. Las amoladoras angulares hacen un trabajo ligero de este tipo de tareas difíciles.

1.- Marcar y sujetar

Marca un contorno para el corte tanto en la parte delantera como en la trasera del azulejo. Sé tan preciso como puedas con el contorno, porque cuanto más meticuloso seas ahora, mejor será el acabado.

Sujeta firmemente el azulejo a un banco de trabajo, con el frente hacia arriba. Corres el riesgo de arruinar el azulejo de cerámica o piedra o de causarte una lesión si se resbala al hacer el corte.

2.- Marcando la cara

Pon en marcha tu amoladora angular y anota alrededor del contorno en la cara frontal de la baldosa. Apunta a marcar alrededor de 1/8 del camino a través de la superficie.

3.- Terminar el corte

Dale la vuelta a tu azulejo y vuelve a sujetarlo. Ahora la parte de atrás del azulejo debe estar hacia arriba. Corta el azulejo por la parte de atrás. Extiende tus cortes más allá de las esquinas para obtener una esquina cuadrada perfecta y nítida.

Cómo cortar barras de metal, varillas y pernos

Cuando se trata de cortar arduamente con una sierra de arco (desafilando numerosas hojas a medida que se avanza), o de desbastar rápidamente una barra de metal con una amoladora angular, la elección es normalmente bastante simple. No se puede vencer a una amoladora cuando se trata de conveniencia y consumo de tiempo.

1.- Apoya la barra

Pasa al segundo paso si estás recortando un perno al ras del hormigón u otro material. Apoya firmemente el lado largo de la barra, asegurándote de que esté seguro. La parte más corta de la barra (después del corte) debería ser la parte que se cae. Recuerda: ¡deberías llevar puestas tus botas de seguridad!

2.- Haciendo el corte

Enciende tu amoladora angular y permite que el disco alcance una alta velocidad. Deja caer el disco a través del metal permitiendo que el peso de la herramienta haga la mayor parte del trabajo. Deja que el extremo corto se aleje libremente de la barra o varilla.

Cómo restaurar los bordes de corte y afilar las cuchillas con una amoladora angular

Con el disco adecuado, tu amoladora angular puede utilizarse para restaurar los bordes ásperos de muchas de tus herramientas domésticas, incluyendo cuchillas de cortacésped, palas, azadones e incluso hachas. Siempre puedes refinar el acabado con una lima de molino después.

1.- Sujeta la cuchilla

Sujeta firmemente la herramienta o cuchilla elegida, en un torno o con una pinza en C, a su banco de trabajo. Asegúrate de que el disco de amolar se aleje de ti para desviar las chispas. Una flecha en el cuerpo de la amoladora indicará en qué dirección girará la hoja.

2.- Alinea el disco

Angula el disco de la amoladora con el filo de la cuchilla o herramienta en la que estás trabajando. Arranca la amoladora y deja que el disco gire a toda velocidad. Mueve el disco firmemente a través de la cuchilla aplicando sólo la más ligera presión.

Mueve la amoladora desde el extremo del mango de la hoja y hasta la punta de la herramienta. No muevas la amoladora de un lado a otro. Empieza por abajo, sube hasta la punta de la herramienta y repite.

SUGERENCIA: Afilando el metal se acumula mucho calor. Mantenga un cubo de agua y una esponja cerca para que pueda enfriar la hoja entre golpes.

Cómo limpiar el metal con tu esmeril

Un esmeril angular, con el disco adecuado, hará el trabajo ligero de quitar la pintura descascarada, el cemento seco o el óxido de los metales. Hay numerosas ruedas de cepillo de alambre por ahí, todas diseñadas para diferentes tipos de tareas de desbarbado, limpieza y desbarbado. Revisa la descripción del fabricante antes de hacer la compra.

1.- Asegura la pieza de trabajo

Sujeta lo que sea que estés haciendo en un vicio o en un banco de taller. Asegúrate de que el disco se aleje de ti como los cepillos de alambre pueden atrapar y patear. Puedes comprobar la flecha del esmeril angular para ver en qué dirección girará el disco.

2.- Retirar los materiales

Pon el molinillo a funcionar y mueve suavemente la rueda hacia abajo sobre la pintura/óxido/cemento que estás tratando de quitar. Asegúrate de trabajar lejos de, no dentro de, bordes afilados o ásperos. Las ruedas de alambre son muy maleables, así que podrás entrar en todas las grietas y áreas estrechas.

Ir arriba google-site-verification: google5358b38e0577591f.html