Carretilla: Características, Uso, Tipos, Cuidados, Mantenimiento Y Más

En algún momento, la mayoría de los jardineros encontrarán que necesitan una carretilla para completar ciertas tareas del jardín. Las carretillas se usan para una variedad de cosas, como mover rocas, mantillo o abono al jardín, mover árboles o arbustos grandes de un lugar a otro, transportar ladrillos, deshacerse de los escombros del jardín, o incluso para mezclar concreto o fertilizantes.

Carretilla

Sin embargo, no todas las carretillas son iguales, por lo que el tipo de carretilla que debes comprar depende de las tareas para las que la necesites. Continúa leyendo para aprender más sobre cómo elegir una carretilla y los diferentes tipos de carretillas.

Características de la carretilla

Al igual que otras herramientas de jardín, hay un montón de opciones y personalizaciones diferentes que los fabricantes de carretillas añaden a sus productos.

He roto todas las características más comunes de las carretillas para que puedas entender exactamente qué buscar al hacer tu compra.

Material de la tolva de carga

La bandeja de carga de una carretilla se puede fabricar a partir de:

  • Madera
  • Plástico (Polietileno)
  • Tela (Típicamente una carretilla plegable)
  • Metal (Acero Inoxidable)

Como regla general, cuanto más pesado y resistente sea el material de la tolva de carga, más pesadas serán las cargas que pueda soportar la carretilla. Al mismo tiempo, esto significa que la propia carretilla es más pesada, lo que dificulta su manejo.

Elige un material para la tolva de carga que pueda soportar todo lo que desees transportar en tu carretilla sin dejar de ser lo suficientemente liviano para que puedas manejarla fácilmente. Para la mayoría de las personas, esto significa que un metal ligero o un plástico de polietileno es la mejor opción.

Límite de peso

Cada fabricante de carretillas enumera el límite de peso que pueden soportar sus carretillas. El peso depende de la construcción de la carretilla, con carretillas más pesadas y de construcción más robusta, capaces de transportar más.

Sin embargo, la introducción de los lechos de carga de polietileno ha hecho que algunas carretillas sean extremadamente ligeras, pero todavía capaces de soportar una carga pesada.

Volumen de carga

El volumen de carga se refiere a cómo se puede llenar la carretilla. La mayoría de las carretillas tienen un promedio de 10 pies cúbicos de material.

El volumen es un factor importante a considerar. La mayoría de la gente sólo mira el peso que una carretilla puede llevar, pero no importa que tu carretilla pueda llevar 1,200 libras si no puedes acomodar 1,200 libras de material en ella. Piensa un poco y planea lo que vas a poner en tu carretilla regularmente. Esto afectará el tamaño que necesitas comprar.

Llantas

Numero

Las carretillas vienen con uno, dos o cuatro neumáticos. La carretilla clásica es la carretilla de un solo neumático, que puede ser difícil de maniobrar, especialmente si estás subiendo colinas o tienes una carga pesada. Sin embargo, también es más fácil girar en las esquinas y subir por senderos estrechos.

La mayoría de la gente opta por una carretilla de dos ruedas por el bien de la estabilidad. Algunos optan por un híbrido de cuatro ruedas porque quieren arrastrarlo detrás de ellos con facilidad. Estos son más como un carro de jardín, que he revisado en detalle aquí.

Tipos de ruedas

La mayoría de las carretillas de alta calidad tendrán llantas neumáticas, que están llenas de aire y son similares a las llantas de los automóviles. Estas son las mejores llantas que puedes comprar, porque ruedan suavemente sobre casi cualquier tipo de terreno.

Algunos modelos menos caros escatimarán en los neumáticos, haciéndolos de plástico o sin banda de rodadura. Trata de evitarlos, ya que se descomponen mucho más rápido, lo que puede causar un gran derrame en el jardín.

Rodamientos de Bolas

El factor final que afectará a tus neumáticos es el rodamiento de bolas que se encuentra dentro del neumático. La calidad de este rodamiento de bolas afectará tanto el peso que puede soportar la carretilla como la rapidez y suavidad con la que las llantas ruedan por el suelo.

Elige una carretilla que tenga un rodamiento de alta calidad de grado industrial si es posible. Durará mucho más y no se romperá.

Principio

Las manijas de tu carretilla afectarán tanto a lo fácil que es girar como a lo fácil que es descargar la carga. La mayoría de las carretillas tienen asas de madera largas que se sujetan a la parte delantera de la carretilla para facilitar el apalancamiento cuando se tira.

Algunos otros tipos tienen un solo mango que puede ser jalado o fijado a un tractor o a una ATV. Estos tendrán una función de descarga en la plataforma de carga para que no tengas que vaciar torpemente la carretilla.

Puños

Los mejores mangos vienen con un mango de goma o plastificado de algún tipo para ayudar a maniobrar la carretilla más fácilmente. Al transportar una carga pesada, es útil tener una buena superficie de agarre a la que aferrarse en lugar de aferrarse a la madera desnuda.

Descansos de origen

Cuando bajas la carretilla después de moverla, la estás colocando en reposos. A menos que tu carretilla tenga cuatro ruedas, tendrá algún tipo de estructura sobre la que descansar cuando no esté en uso.

Los mejores son de acero inoxidable y no se deforman ni siquiera bajo las cargas más pesadas.

Estanterías

Esta es una característica poco común, pero algunas carretillas tienen bastidores de almacenamiento adicionales entre las asas o a los lados de la bañera. Le permiten cargar artículos con formas extrañas, herramientas de jardín o bolsas de mantillo.

Resistente a la corrosión

A menos que estés usando tu carretilla dentro (¡no es probable!), querrás una que sea resistente a los elementos. Si consigues uno con una bañera de carga hecha de plástico, sólo tienes que preocuparte por los daños causados por el sol. Si consigues uno hecho de metal, tienes que preocuparte por el óxido, así que trata de conseguir uno de acero inoxidable si es posible.

Uso de carretillas en los jardines

Con tantas variedades disponibles, es importante elegir una carretilla que se adapte a tus necesidades de jardinería. Generalmente, hay dos tipos de cazos de carretilla para elegir: de acero o de plástico.

  • Los cubos de acero para carretillas pueden soportar más peso, pero pueden oxidarse y son más pesados. Las carretillas de acero se utilizan para trabajos pesados como mover rocas, ladrillos o plantas grandes.
  • Los cubos de plástico para carretillas son más ligeros y suelen ser más baratos que los de acero, pero pueden agrietarse debido a un peso excesivo, fluctuaciones extremas de temperatura o un manejo inadecuado. Las carretillas de plástico se utilizan para mover mantillo, abono, escombros de jardín y plantas más pequeñas. El plástico también es mejor para mezclar cosas como concreto o fertilizantes y transportar estiércol de vaca, ya que estas cosas pueden dañar el acero.

También hay carretillas con diferentes capacidades o volúmenes. En los EE.UU., estos suelen estar disponibles con una capacidad de 2 a 6 pies cuadrados, siendo los 3 pies cuadrados los más comunes.

Estas carretillas también pueden ser etiquetadas para transportar 300-500 lbs. En otros lugares, las carretillas se venden a menudo con una capacidad de 60-120 L., siendo 100 L. la más común.

Sin embargo, el hecho de que una etiqueta de carretilla diga que puede contener 500 libras no significa que tenga que llenarla hasta el borde con piedras o ladrillos. El peso que pongas en tu carretilla dependerá de tu propia fuerza.

Mientras que las carretillas están diseñadas para facilitar el movimiento y el vertido de objetos pesados, una carretilla llena de roca u otros materiales pesados puede ser demasiado pesada para que muchas personas la manipulen.

Tipos de carretillas

El mercado divide las carretillas en diferentes categorías según su diseño, materiales y características únicas.

Los materiales más comunes utilizados en las carretillas son el acero, la madera y el plástico. Cada uno de estos materiales y tipos de carretilla tiene su parte de ventajas y desventajas.

Estos seguramente le serán útiles cuando esté eligiendo la carretilla adecuada para sus necesidades.

Los tipos más populares de carretillas que describimos a continuación.

Carretilla de acero inoxidable

Carretilla de acero inoxidable

La mayoría de las carretillas están hechas de metales duraderos, siendo la opción más común el acero.

Gracias a su robustez, estas carretillas pueden manejar fácilmente tareas ligeras y pesadas sin ser destruidas. El bastidor, los mangos y el recipiente de carga suelen ser de acero u otros metales duraderos. Este hecho garantiza la durabilidad, así como la resistencia a la destrucción por las condiciones meteorológicas, que de otro modo pueden provocar grietas, oxidación y corrosión cuando se exponen a la humedad, al sol o al frío.

Si el acero inoxidable es un material para una carretilla, no tendrá problemas con el óxido. Sin embargo, si utilizas otros metales como el hierro, es posible que tengas que volver a pintarlo con frecuencia y evitar exponerlo a la humedad y al agua para evitar que se oxide.

¿Cuándo y dónde se utilizan las carretillas de acero?

Las carretillas de acero son típicas en múltiples tareas que van desde cuando quieres mover cargas pesadas alrededor de tu casa o dentro de tu jardín, hasta el entorno industrial cuando transporta suministros y productos de un área a otra. Ya que son duraderas, robustas y resistentes a los daños, las carretillas de acero y metal pueden realizar tareas de transporte ilimitadas.

Ventajas

  • Son robustos y duraderos.
  • Están disponibles en una amplia variedad de diseños.
  • Son versátiles, por lo que se pueden utilizar para una amplia gama de trabajos exigentes.
  • No son propensos a la oxidación, corrosión, arañazos, grietas o roturas, por lo que son ideales para trabajos pesados.
  • Puedes pintarlos en una amplia variedad de colores.

Desventajas

  • Son pesados y, por lo tanto, difíciles de maniobrar, especialmente para usuarios con niveles de energía limitados.
  • Se calientan si se ponen al sol durante mucho tiempo.

Carretillas de plástico

Carretillas de plástico

Las carretillas de plástico son el segundo tipo más común entre los usuarios. Se espera que las carretillas de plástico cuesten mucho menos que las de acero y metal. Esto, por lo tanto, es suficiente para que sea ideal para personas con un presupuesto bajo.

Este tipo de carretilla también es más ligera que las carretillas de metal y madera, por lo que es más portátil y más cómoda de maniobrar, especialmente cuando se trabaja en la granja. A diferencia de las carretillas de metal que pueden oxidarse cuando se dejan afuera por la noche o bajo la lluvia, con las carretillas de plástico, no tendrás que preocuparte por esto.

Sin embargo, no importa cuán duradero y resistente sea el plástico, existe una alta posibilidad de que se agriete si se carga con artículos voluminosos, lo que puede llevar finalmente a la destrucción completa de la carretilla.

También existe otra preocupación de que las carretillas de plástico pierdan su fuerza y calidad cuando se dejan al sol durante demasiado tiempo, o se agrieten cuando se exponen a temperaturas poco profundas.

¿Cuándo y dónde se utilizan las carretillas de plástico?

Gracias a su ligereza y facilidad de maniobra, las carretillas de plástico se utilizan mejor para el transporte de artículos en zonas con pasillos menos definidos. Dado que son débiles, es crucial que se utilicen sólo para tareas ligeras como tareas de jardinería menos exigentes.

Ventajas

  • Son ligeros y fáciles de transportar.
  • No son susceptibles a la oxidación.
  • Están disponibles en muchos colores y diseños.
  • Son más baratas que la mayoría de las carretillas.

Desventajas

  • Son más débiles y menos duraderos.
  • Son propensos a ser destruidos cuando se exponen a temperaturas extremas.

Carretillas de madera

Carretillas de madera

Las carretillas de madera son bastante raras y se utilizan sobre todo como plantadores para la mejora estética o con fines de almacenamiento. Estas carretillas son ecológicas, gracias a sus propiedades biodegradables.

Por mucho que no sean propensos a agrietarse como las carretillas de plástico o a oxidarse como sus contrapartes metálicas, son muy propensos a sufrir daños por humedad.

Cuando se exponen al agua o a la humedad durante mucho tiempo, se vuelven más masivos, pueden pudrirse, astillarse y formarse moho con facilidad. Por esta razón, siempre es aconsejable almacenarlos en un área de almacenamiento cubierta siempre que no estén en uso.

¿Cuándo y dónde se utilizan las carretillas de madera?

Dado que las carretillas de madera son bastante pesadas y no ofrecen tanto espacio de carga, se utilizan sobre todo para mejorar la estética de las superficies, por ejemplo, como jardineras decorativas para flores y plantas ornamentales.

Sin embargo, también se pueden utilizar para tareas de trabajo ligero a mediano y deben mantenerse alejados del agua y la humedad, ya que se sabe que éstos los dañan.

Ventajas

  • Son amigables con el medio ambiente ya que son biodegradables.
  • No son propensos a la oxidación, agrietamiento y corrosión.

Desventajas

  • Son propensos a la humedad y al daño causado por el agua al pudrirse, astillarse y moldearse.

Carretillas de lona

Carretillas de lona

Estas carretillas por lo general tienen su tina de carga hecha de material de lona duradero. Están diseñados típicamente para facilitar el almacenamiento y la carga de los artículos. Por ejemplo, si desea mover una carga pesada del suelo a la carretilla, no tendrá que llevarla a lo alto del campo, especialmente si tiene el diseño a ras del suelo que se encuentra plano en el suelo para la carga y descarga.

Esto lo hace increíblemente útil en casa, especialmente para transportar grandes cargas estables. También es ideal para personas con instalaciones de almacenamiento limitadas.

Sin embargo, debido a su naturaleza flexible, es posible que no pueda transportar cargas específicas como arena, ya que ésta se derramará. Tampoco es factible llevar cargas pesadas en una carretilla de lona.

Las carretillas de lona no están hechas enteramente de lona; normalmente tienen un bastidor metálico que a veces puede extenderse hasta la bañera llena para mayor estabilidad.

¿Cuándo y dónde se utilizan las carretillas de lona?

Este tipo de carretillas es comúnmente utilizado por personas que son conscientes del espacio de almacenamiento y no necesitan mover cargas pesadas de un lugar a otro con frecuencia.

Dado que son flexibles y plegables, pueden caber cómodamente debajo de los muebles y armarios en lugar de ocupar toda una esquina de la habitación como los otros tipos de carretillas mencionados anteriormente.

Ventajas

  • Son flexibles y plegables, por lo que son fáciles de guardar.
  • Son fáciles de cargar y descargar, especialmente por su diseño a ras de suelo.
  • Ofrecen una distribución perfecta del peso en comparación con los otros tipos de carretillas con recipientes de carga rígida.
  • Son más asequibles en comparación con la mayoría de los tipos de carretillas.
  • Son más ligeras, por lo que son más fáciles de maniobrar incluso cuando están completamente cargadas.

Desventajas

  • No son adecuados para cargas pesadas.
  • No funcionan muy bien en el transporte de cargas compuestas de muchas partículas como la arena.

Cómo elegir una carretilla

Otras consideraciones a la hora de elegir una carretilla son las manijas y las ruedas. Cuando escuchas “carretilla”, probablemente te imagines la carretilla clásica con dos mangos rectos, una rueda centrada en la parte delantera y dos soportes espaciados uniformemente en la parte trasera. Sin embargo, los tipos más nuevos de carretillas pueden tener mangos de barra ergonómicos y/o dos ruedas.

Las carretillas con una sola rueda son más fáciles de descargar y maniobrar, pero también pueden volcar muy fácilmente al girar o descargar, o por cargas desequilibradas.

Las carretillas con dos ruedas son menos inclinadas, pero pueden ser más difíciles de girar y volcar. Las ruedas también están disponibles como ruedas llenas de aire, como una bicicleta o ruedas de goma maciza. Las ruedas de goma maciza no se aplastan ni se revientan como las ruedas llenas de aire, pero tampoco tienen la absorción de impactos de las ruedas llenas de aire, lo que las hace más difíciles de usar en terrenos difíciles.

La clásica carretilla de dos manijas está diseñada para una buena palanca. Estos mangos suelen ser de plástico, metal o madera. Los mangos de plástico pueden romperse por el exceso de peso. Los mangos de metal pueden calentarse mucho si se exponen al sol durante períodos prolongados. Los mangos de madera pueden agrietarse y astillarse debido a la exposición excesiva a la intemperie.

Dos carretillas con mango también pueden requerir mucha fuerza en la parte superior del cuerpo y causar dolor de hombro, brazo y espalda. Los mangos ergonómicos suelen ser de tipo barra, como una cortadora de césped. Estos mangos tipo barra están diseñados para causar menos tensión en la parte superior de los brazos, pero en realidad pueden causar más dolor de espalda al tener menos palanca al descargar la carga.

Las carretillas especiales de línea delgada también están disponibles para su uso en espacios pequeños y estrechos. También hay carretillas de lona plegables disponibles para un fácil almacenamiento. Por supuesto, estas carretillas de lona no pueden soportar mucho peso.

Tómate tu tiempo para seleccionar la mejor carretilla para tus propias necesidades. Hay pros y contras en todos los diferentes tipos de carretillas, así que basa tu elección en lo que te parezca más fácil de usar. Para prolongar la vida de tu carretilla, guárdela siempre en un garaje o cobertizo entre usos.

Cuidados y mantenimiento de una carretilla

El mantenimiento de las carretillas es crucial para mantenerlas rodando, limpias y libres de óxido. Aquí te damos unos buenos consejos sobre cómo cuidar una carretilla.

El cubo. O balde, de tu carretilla es lo que realmente se ensucia cuando estás trabajando en el jardín y también es una parte importante del cuidado de las carretillas. Límpialo a menudo, dándole al menos una limpieza básica después de cada uso, raspando cualquier resto de suciedad o mantillo. Luego, cada pocos usos, dale una limpieza más profunda.

Usa un cepillo de alambre para limpiarlo y asegúrate de que esté seco antes de guardarlo. Esto ayudará a prevenir la oxidación si tienes una carretilla de metal. Si la carretilla está pintada de metal, retoca las astillas de la pintura a medida que se van formando para evitar que se oxiden aún más.

El mango. Nunca se piensa realmente en el mango de la carretilla hasta que se rompe o se vuelve tan áspero que se astilla. El cuidado de las carretillas comienza con los mangos que a menudo se pasan por alto. Muchas carretillas tienen mangos de madera y para mantenerlas, primero mantenlas limpias. Limpialos con un paño después de cada uso.

Si los mangos de las carretillas de madera se ponen un poco ásperos alrededor de los bordes, utiliza papel de lija para limpiarlos de vez en cuando. Un masaje ocasional con aceite de linaza u otro tipo de aceite también es una buena manera de mantenerlos en buena forma. Deja que se sequen antes de guardar la carretilla.

Mantenimiento de la rueda y el eje

El cuidado de la carretilla debe incluir el mantenimiento de las ruedas y el eje, de lo contrario, la herramienta podría dejar de rodar. Mantener el eje en marcha es tan simple como darle un buen chorro con una pistola de grasa cada dos meses. Para el neumático, utiliza una bomba de bicicleta para mantenerlo bien inflado según sea necesario.

Saber cómo cuidar las carretillas no es difícil, pero necesitas poner estos pasos en acción para asegurarte de que su útil herramienta de jardín se mantenga en buen estado y le sirva en los años venideros.

Garantías

Siempre que inviertes en una pieza de equipo de jardinería, especialmente uno que es un poco más caro, siempre es bueno comprobar la garantía. Algunas marcas ofrecen mejores garantías que otras, así que asegúrate de comprobar exactamente lo que está cubierto y lo que no lo está antes de hacer una compra.

Cuanto mejor sea la garantía, más podrá confiar en que la empresa respalda su producto. Piensa en ello: ¿por qué una empresa ofrecería una buena garantía si supiera que fabrica carretillas de baja calidad? No tiene sentido.

Ir arriba google-site-verification: google5358b38e0577591f.html